Lapinoo

Este alegre conejito tiene las orejas tan largas que se puede enganchar en cualquier lugar para guardarlo y no perderlo nunca. Se puede hacer de todo con él: el pino, el columpio, se puede... Lire la suite

Affiner la recherche

Filtrar los resultados

Fermer

Filtros activos

Este alegre conejito tiene las orejas tan largas que se puede enganchar en cualquier lugar para guardarlo y no perderlo nunca. Se puede hacer de todo con él: el pino, el columpio, se puede colgar en la cuerda de la ropa e, incluso, balancearse a la luz de la luna. Con sus largas orejas, envuelve a los bebés con suaves abrazos y comparte con ellos momentos de ternura.